Pasta Vegana Cremosa

Pasta Vegana Cremosa


Esta pasta vegana cremosa es ideal para cuando deseas un alimento reconfortante sin pasar mucho tiempo en la cocina. Está lista en poco más de 20 minutos y ofrece un plato de pasta y vegetales cubiertos con una salsa cremosa, hecha a base de frijoles blancos, jugo de limón y levadura nutricional.

Ingredientes:

Para la salsa de pasta vegana:

1½ tazas de frijoles blancos cocidos, escurridos y enjuagados
¼ taza de caldo de verduras (más si es necesario)
3 cucharadas de jugo de limón fresco
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
¼ taza de levadura nutricional
1 diente de ajo, picado
¼ cucharadita de polvo de cebolla
½ cucharadita de sal marina
Pimienta cayena, al gusto (opcional)


Para la pasta:

2½ tazas de pasta pequeña (conchas)
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1 cebolla amarilla pequeña, picada
5 tazas de floretes de brócoli, tallos y hojas picados (mantén los tallos separados)
¼ taza de piñones tostados
Gajos de limón, para servir


Instrucciones:

Preparar la salsa: En una licuadora, combina los frijoles blancos, el caldo de verduras, el jugo de limón, el aceite de oliva, la levadura nutricional, el ajo, el polvo de cebolla, la sal y la pimienta. Licúa hasta obtener una mezcla suave. Reserva.
Cocinar la pasta: Hierve una olla grande con agua salada. Cocina la pasta según las instrucciones del paquete hasta que esté al dente. Escurre y reserva.
Saltear los vegetales: Calienta 1 cucharada de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio. Agrega la cebolla y saltea hasta que esté suave, aproximadamente 5 minutos. Incorpora los tallos de brócoli picados y cocina por otros 3-5 minutos hasta que estén tiernos. Añade los floretes y las hojas de brócoli junto con un chorrito de agua o caldo de verduras. Cubre y apaga el fuego. Deja que el brócoli se cocine al vapor durante 2-3 minutos hasta que esté tierno pero aún verde brillante.
Mezclar todo: Añade la pasta a la sartén con los vegetales. Incorpora ¾ de la salsa y mezcla bien, agregando más caldo si la salsa está muy espesa. Sazona con sal, pimienta y más jugo de limón al gusto. Divide en tazones y añade el resto de la salsa. Decora con piñones tostados y sirve con gajos de limón.
Notas finales:
Esta receta no pretende imitar una salsa de queso, sino ofrecer una pasta cremosa y reconfortante con un sabor propio.

Consejos y variaciones:

Varía los vegetales: Puedes cambiar el brócoli y la cebolla por coliflor, coles de Bruselas, tomates asados, espárragos frescos o cualquier vegetal que prefieras.
Alternativas a la pasta: Prueba esta salsa con espaguetis de calabaza o fideos de calabacín.
Añade un toque picante: Agrega hojuelas de pimiento rojo o jalapeños encurtidos para un extra de picante.
Incorpora otros sabores: Añade tomates secos picados, pesto vegano o hojas de albahaca fresca para variar el sabor.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.